Impronta Femenina. Costa Rica 1821-2021

La exposición Impronta Femenina. Costa Rica 1821-2021, compuesta por la disposición cronológica, no formal, de las biografías de un conjunto de mujeres costarricenses, en representación de miles, que a lo largo de dos siglos han aportado, cada una desde su ámbito, en la consolidación de una Costa Rica más justa, democrática, representativa y diversa.

Se exhiben, además de sus biografías, objetos que simbólicamente representan la esencia del quehacer personal y particular de algunas de ellas.

La exposición no intenta abarcar los distintos papeles que han ejercido las mujeres en todos los contextos espacio-temporales de Costa Rica, sino la nominación de un conjunto representativo que esperamos dé la pauta, para reflexionar acerca de otras muchas mujeres que también debieron estar en la exposición y que de igual manera forman parte del potencial femenino de nuestra sociedad.

Es un homenaje a todas las mujeres costarricenses y de otras nacionalidades, que viven bajo el cobijo de nuestra sociedad y que contribuyen todos los días de muy diversas maneras, en las luchas de reivindicación por estar presentes en todos los espacios que como personas y ciudadanas tienen derecho y deber de ocupar.

Igualmente, esperamos que sirva como un reconocimiento a todas aquellas que, durante la pandemia por SARS-COV-2, han constituido una mayoría en trabajos de primera línea liderando y respondiendo de manera eficiente y ejemplar desde sus lugares de trabajo y sus hogares.

El Instituto Nacional de Seguros y el Museo del Jade y de la Cultura Precolombina se complacen en rendir homenaje al aporte de la mujer costarricense en los diferentes ámbitos del quehacer humano durante dos siglos de vida independiente.

 






Cronologías de lo Invisible

Este proyecto se inicia en el 2018 a partir de la necesidad de las investigadoras, gestoras y artistas Susana Sánchez Carballo y Sussy Vargas Alvarado, de conocer con mayor profundidad la producción artística de mujeres del siglo pasado, específicamente de 1900 a 1980.

En estos años se hizo una exhaustiva investigación en los archivos del Museo Nacional, Biblioteca Nacional, Teatro Nacional, entre otras instituciones estatales.  Se ha hecho la recuperación de archivos por medio de 50 entrevistas (aproximadamente) a artistas como familiares que salvaguardan el patrimonio de las creadoras fallecidas, se realizaron visitas a coleccionistas privados y se hizo la consulta sobre sus colecciones a las siguientes entidades: la Galería Nacional, Museo de Arte Costarricense, Museos del Banco Central, Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, Museo Juan Santamaría, Museo de Jade, Banco de Costa Rica, Caja Costarricense del Seguro Social, Poder Judicial, Municipalidad de Heredia, Municipalidad de San José, Municipalidad de Cartago, Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Costa Rica, Banco Nacional de Costa Rica, Centro Cultural Costarricense Norteamericano, Teatro Melico Salazar, entre otros.

Se ha generado un sitio web que presenta las biografías, los trabajos, la documentación y los archivos digitalizados relacionados a la producción artística de estas creadoras en sus diversas expresiones estéticas. También, se ha patrocinado la restauración de 5 obras, 3 pertenecen a colecciones estatales y 2 a colecciones privadas. 

En base a esta exhaustiva investigación se llegó a la conclusión de que las mujeres artistas que iban surgiendo de esos archivos de la época, estaban presentes y muy activas no solo en el campo artístico y académico del país sino de manera internacional, y que sus prácticas artísticas no solo se limitaban a la pintura, grabado, escultura, cerámica, fotografía, sino también a la gestión cultural, a la producción editorial y a la docencia en escuelas, colegios y a nivel universitario.  No obstante, un mínimo porcentaje de estas creadoras ha sido reconocido por la Historia del Arte Costarricense legitimando su trabajo y, lamentablemente, otra gran parte del legado de estas artistas del siglo pasado ha sido invisibilizado.  

Por esta razón y con el propósito de mostrar una parte de la investigación realizada hasta el momento, este proyecto (autogestionado) “Cronologías de lo invisible” pretende mostrar una genealogía de artistas del siglo pasado, por medio de tres exposiciones durante el primer semestre del 2022 en el Museo de Jade, Museo Rafael Ángel Calderón Guardia y la Biblioteca Nacional.

 



Goya y Dalí: Del Capricho al Disparate

SOBRE LA EXPOSICIÓN

Francisco de Goya, Salvador Dalí

Del capricho al disparate

El Instituto Nacional de Seguros, el Museo del Jade y de la Cultura Precolombina, organizan, en conjunto con la Embajada de España en Costa Rica y la Fundación Universitaria Iberoamericana (FUNIBER) y el Ministerio de Cultura y Juventud, la exposición titulada: Del Capricho al Disparate, está conformada por una serie de ochenta grabados que pertenecen a FUNIBER; en estos Salvador Dalí reinterpreta la serie de los Caprichos de Francisco de Goya. Esta exhibición se ha presentado en diecisiete sedes en España, Chile, Perú, Ecuador, Panamá, El Salvador, Honduras, Guatemala, República Dominicana, México y ahora, Costa Rica.

LA CONEXIÓN SURREALISTA [1]

LOS CAPRICHOS DE GOYA Y LA TRANSFORMACIÓN REALIZADA POR DALÍ.

La serie compuesta por ochenta grabados de Salvador Dalí fue, por mucho tiempo, prácticamente desconocida en España y en el resto del mundo, excepto en Francia, donde se expuso por primera vez en 1977 en el Museo de Goya (Musée Goya), ubicado en la villa de Castres (Francia).

El Dr. Federico Fernández Diez, director del área cultural de FUNIBER, ha estudiado esta serie realizada por Salvador Dalí, y es quien propone la selección de siete temas para la reagrupación de los grabados en exhibición. Dalí reconoce nuevas figuraciones en la obra de Goya y sobrepone elementos propios de la estética surrealista, lo que Fernández denomina como Disparate goyesco-daliniano. Fernández indica que para comprender la intervención de Dalí es necesario realizar una revisión de los ochenta grabados que conforman la serie de los Caprichos de Goya. 

La exposición Del Capricho al Disparate, de Francisco de Goya y Salvador Dalí, busca reflejar la compleja genialidad del arte de Goya, y el universo surreal que Dalí incorporó a las imágenes de los Caprichos goyescos.

Durante el recorrido se pueden visualizar las ochenta imágenes reagrupadas según los siete temas propuestos por Fernández, que buscan destacar aspectos puntuales derivados de su investigación. Sin embargo, esta serie propuesta por Dalí invita a crear nuevas hipótesis e incorporar nuevos argumentos para enriquecer su análisis.

 

[1]  Textos adaptados por el Museo del Jade y de la cultura precolombina, a partir de los insumos aportados por el Dr. Federico Fernández Díez, Director de la Obra Cultural de FUNIBER.